Instituto Pensar - Virginia Raggi: ‚ÄúRoma es una ciudad devastada‚ÄĚ

Virginia Raggi: ‚ÄúRoma es una ciudad devastada‚ÄĚ

'¬ĎA revolu√ß√£o mais importante da It√°lia √© a da honestidade.
A corrupção se institucionalizou com os novos mafiosos que estão dentro do
sistema e fazem as leis. √Č aterrador. E o pior √© que a It√°lia foi reconstru√≠da
de tal maneira que se és uma pessoa de bem, te expulsam do sistema e és
considerado est√ļpido. √Č muito dif√≠cil seguir adiante de uma forma honesta. Da√≠ a
minha raiva. N√£o √© marketing. √Č uma raiva compartilhada com 10 milh√Ķes de
pessoas. Por isso n√£o tenho nenhuma d√ļvida de que, antes ou depois,
venceremos.’’


Virginia Raggi, una abogada de 37 a√Īos experta en derechos de autor, propiedad intelectual y nuevas tecnolog√≠as, tiene muchas papeletas para convertirse el pr√≥ximo domingo en la primera alcaldesa en la historia de Roma. En las elecciones municipales celebradas el d√≠a 5, la candidata del Movimiento 5 Estrellas (M5S) de Beppe Grillo obtuvo el 35,29% de los votos frente al 24,80% de Roberto Giachetti, el aspirante del Partido Democr√°tico (PD) de Matteo Renzi. Por tanto, la segunda vuelta que ambos disputar√°n el domingo 19 no solo servir√° para indicar qui√©n debe gestionar una ciudad ca√≥tica e intervenida por el Gobierno tras graves sospechas de infiltraci√≥n mafiosa, sino que marcar√° en gran medida la salud pol√≠tica del primer ministro italiano y la capacidad del M5S para convertirse en alternativa de Gobierno. Virginia Raggi dice ser consciente de las dificultades: ¬ďRoma es una ciudad devastada. Y yo no tengo una varita m√°gica. Pero, tras m√°s de 20 a√Īos de malos gobiernos, es urgente cambiar la pol√≠tica que est√° llevando a esta ciudad al colapso¬Ē.

En el complejo mundo de la pol√≠tica italiana, la historia de Virginia Raggi es tan sencilla que parece incre√≠ble: ¬ďSoy una ciudadana normal√≠sima que en un momento de su vida tuvo un hijo. Llev√°ndolo en el cochecito me di cuenta de las condiciones de deterioro de mi barrio, que antes no hab√≠a frecuentado porque trabajaba todo el d√≠a. As√≠ que, como se dice en Italia, pens√© en hacer un mundo nuevo para mi hijo. Me inscrib√≠ en un comit√© ciudadano y, en 2011, fund√© junto a mi marido el primer grupo del M5S en mi municipio. En el 2013 result√© elegida concejal y cuando a finales del pasado a√Īo sali√≥ de la alcald√≠a Ignazio Marino [el anterior regidor, del PD, dimiti√≥ tras resultar salpicado en un caso de corruptelas, m√°s tarde retir√≥ la dimisi√≥n y finalmente fue apeado del cargo y sustituido por un interventor designado por el Gobierno], la red me vot√≥ como la candidata del Movimiento 5 Estrellas a la alcald√≠a de Roma¬Ē.

Aunque las encuestas ya ven√≠an apuntando su posible victoria, Raggi admite que no esperaba un resultado tan rotundo: ¬ďA√ļn estoy emocionada. Es un hecho hist√≥rico que una mujer pueda aspirar a la alcald√≠a de Roma. Sobre todo porque Italia es un pa√≠s muy machista. No solo en la pol√≠tica, sino en la administraci√≥n p√ļblica y en la sociedad en general. Aqu√≠ las mujeres siguen teniendo que elegir entre hacer carrera en su profesi√≥n o ser madres. Una dicotom√≠a a la que no se someten los hombres. Todos los pol√≠ticos son padres, pero tienen a la mujer en casa o con un trabajo menos exigente¬Ē.

A pesar de que Renzi y el PD ya han puesto toda su maquinaria a funcionar para no perder una alcald√≠a tan emblem√°tica, Virginia Raggi est√° convencida de que el dolor y la rabia de los romanos ante la decadencia cr√≥nica de su ciudad ser√°n determinantes: ¬ďRoma necesita un cambio de ruta. Necesitamos una clase pol√≠tica que no ceda a los interesas de los lobby, una clase pol√≠tica que sean simples ciudadanos que se preocupan por lo que realmente importa a los ciudadanos. El esc√°ndalo de Mafia Capital dej√≥ claro que el PD o Forza Italia [el partido de Silvio Berlusconi, cuyo candidato se tuvo que conformar con un humillante cuarto puesto] ya no pueden seguir gobernando¬Ē.

Raggi se refiere a la oleada de detenciones que, en el verano y la Navidad de 2015, dejaron al descubierto una red criminal formada por mafiosos, pol√≠ticos, empresarios y funcionarios que ven√≠an esquilmando desde hace a√Īos las arcas de la ciudad. Un entramado corrupto bautizado como Mafia Capital al que Ignazio Marino intent√≥ enfrentarse y sali√≥ malparado. As√≠ que la pregunta es obligada: ¬Ņno tiene miedo? Virginia Raggi deja pasar unos segundos y responde: ¬ď¬ÖNo. Tengo mucho m√°s miedo de dejar las cosas as√≠ como est√°n. Seguramente todav√≠a hay muchas cosas que permanecen ocultas. Si llegan las amenazas, ya veremos qu√© hacemos, pero no puedo darle otra respuesta. Si la alternativa es dejar las cosas como est√°n, yo le digo: queremos intentar limpiar esta ciudad¬Ē. Tambi√©n en el sentido literal. El programa de Raggi tiene entre sus prioridades el transporte p√ļblico, la administraci√≥n de los residuos, la transparencia y el medioambiente. ¬ďLos romanos¬Ē, explica la candidata, ¬ďseguimos estando orgullosos de nuestra ciudad, pero el problema es que nos encontramos en una ciudad muy hermosa en la cual es imposible vivir¬Ē.



0 Coment√°rio:


Nome: Em:
Mensagem: